El Laboratorio cuenta con un depósito arqueológico, un laboratorios de materiales secos y húmedos, salas de investigación tanto insular como costera, depósito de materiales y sala de reuniones, contando cada espacio con el equipamiento necesario para desarrollar de manera óptima las distintas actividades.

El Laboratorio es un espacio que busca el trabajo interdisciplinario para lograr sus objetivos, integrando conocimientos y voluntades, excelencia y fraternidad. Todo el quehacer del Laboratorio pretende a la larga poner en valor el patrimonio arqueológico como pieza clave en la reconstrucción de nuestro pasado y la construcción colectiva de nuestro futuro.